La importancia del proceso penal se encuentra vinculada al ejercicio estructurado y lógico de la adecuación típica de la conducta delictiva, la comprobación de la antijuridicidad de la misma y ene l último estadio la revisión de los elementos que conforman el concepto de culpabilidad. Sin embargo, dicho análisis estructurado solo se puede realizar a partir del estudio de la conducta y del delincuente en la escena del delito.
Es la escena del delito, los sucesos facticos relevantes y los hechos indicadores, los que van a permitir llevar un caso penal a un escenario judicial a efectos de encontrar la verdad.
Para ello la investigación criminal y los estudios de las ciencias forenses permiten al investigador delimitar dichos hechos y la forma como cada uno de ellos puede probarse. Así el estudiante podrá desarrollar destrezas en el análisis de la escena del delito y conocimientos para el desempeño del rol investigativo además de las diferentes técnicas usadas para el ejercicio del manejo de los elementos materiales probatorios.
Con ello se espera que el estudiante de esta electiva desarrolle competencias de observación, análisis, aplicación técnica y cognoscitiva para así ejercer un mejor rol como profesional.