El Proyecto Educativo de la UNAB entiende la ciudadanía como “la posibilidad que tiene la persona de ejercer su autonomía en la toma de sus decisiones, enmarcada en una propuesta valorativa que identifica al ser humano integral” (PEI, p. 28). El ejercicio de la autonomía se entiende en este sentido como el goce de derechos civiles, políticos y sociales, y también como el hacerse cargo de los deberes que demanda ser miembro de una comunidad política, desde el ámbito nacional o universal.
La cátedra de ciudadanía tiene como eje transversal la construcción de paz en sus dimensiones política, social, económica y cultural; por ello, el compromiso de la UNAB afianza los procesos de formación democrática que demanda del país, especialmente, a partir de la actual coyuntura histórica del posconflicto reglamentada en la Cátedra para la Paz, según el decreto 38 del 25 de mayo de 2015.